Problema 1,2,3

Muchas veces nos cuesta llevar a la práctica algunos planes. Por ejemplo, levantarnos temprano.

En teoría no tendría que ser tan difícil, ¿cierto? Lo hemos hecho otras veces, otras personas lo hacen, etc. Pero en la práctica, nuestro plan sencillo no nos sale. ¿Por qué?

Hoy compartiré con ustedes una técnica para que ésa y otras metas nos salgan. Después de leerla dirán "es obvio!"; pero si la aplican, tendrán los resultados.

Se llama "Técnica: Problema 1,2,3", e involucra tres pasos:
a) Identifica y escribe los TRES problemas principales que te impiden cumplir la meta.
b) Encuentra LA solución más efectiva para cada problema
c) Aplica la solución para el PRIMER problema. Una vez que lo hayas hecho por una semana, aplica la solución para el segundo, y así hasta el tercero.

Aplicando esta técnica, estarás en el sendero correcto en tres semanas. ¡Y sólidamente! (no durará sólo tres días saliendo bien, como en otros intentos)

Veamos un ejemplo. Sigamos con levantarnos temprano.

EJEMPLO
a) Planteo los problemas
No me levanto temprano porque:

  1. Me acuesto tarde (este es el PRIMER problema)
  2. Quiero levantarme temprano para cumplir otras metas, como ejercicios, etc., que no son cómodas, ni nadie me las exige. Así que cuando suena el despertador, pienso "si me quedo un ratito más, no llegaré tarde al trabajo". Y ¡es verdad!
  3. Cuando estoy medio dormido, no razono igual que cuando estoy bien despierto.
Hay otros problemas. Por ejemplo, que la alarma del despertador es muy fácil de apagar, incluso medio dormido. Pero necesito ser realista, y enfocarme sólo en los TRES problemas más grandes. 

b) Para continuar, encuentro LAS soluciones más efectivas
  1. Ponerme un horario para acostarme. (Esta meta "sencilla" también es difícil, y quizá necesitaré fijar un horario y aplicar esta técnica para lograr esa meta también. Quizá quiera dedicar primero la técnica a acostarme temprano, para luego continuar con levantarme a la hora que quiero)
  2. Planificar algo que me guste hacer apenas me levanto, como comer algo rico, o  escribir en mi blog. Esto me dará el deseo de hacerlo.
  3. Proponerle a mi esposa que me desafíe al despertarme. Ella escucha el despertador, y aunque no se levante, puede decirme algo como "nenita, ¿no vas a cumplir tus metas?". Aunque esté medio dormido, soy competitivo y eso me da una excelente razón para demostrarme quién soy, desde temprano.

AHORA, ALGO PARA HACER
A) Comenzar a aplicar la "Técnica: Problema 1,2,3" ahora mismo para algo que te moleste y quieras cambiar.
B) Compartir la Técnica con alguien más (puedes invitarlo a visitar este blog!)
C) ¡Dejar un comentario aquí con los resultados que lograste!